ORIGENES DE NUESTRA ASOCIACIÓN DE VECINOS

La Asociación de Vecinos  de San Pedro de la Fuente-Fuentecillas, nace años antes del sistema democrático con el nombre de Asociación de Cabezas de Familia de San Pedro de la Fuente, dentro de la ley franquista y como válvula de escape para intentar mitigar los primeros movimientos que ya se comenzaban a manifestarse en la sociedad, sobre todo entre las clases trabajadoras.En cuanto se instaura la democracia,  escuando cambia su denominación y se llama Asociación de Vecinos San Pedro de la Fuente, con lo que en ella se pueden apuntar como socios no sólo los cabezas de familia sino cualquier vecino.

Van pasando los años y a principio de la década de 1980 ,la primera reivindicación fue, evitar la tala de todos los árboles del paseo Fuentecillas con motivo de la reestructuración del mismo, en un barrio que carecía de aceras en varias calles y con un tránsito de todo tipo de vehículos por la calle Villalón empalmando con Enrique III en medio de la actual plaza de San Pedro de la Fuente, la asociación logra tener un servicio de autobús municipal con 13 viajes a lo largo del día. En 1983 el movimiento vecinal de Castilla y León, es valorado positivamente por la Junta Autonómica y varias Asociaciones de Vecinos de Burgos reciben ayuda monetaria para su funcionamiento, en aquel entonces, la Asociación tenía su sede en la Calle Santo Toribio, en un local en alquiler pagado en parte con las cuotas de los 435 socios existentes y además con ayuda de una subvención de la Junta de Castilla y León, que nos permitió tener y pagar el salario de nuestra trabajadora social,  creándose, gracias al empuje de la Asociación, la primera Unidad Básica de Acción Social (UBAS).

También es de recibo mencionar, que después de varios años de presionar por parte de la Asociación, se termina y se inaugura el nuevo colegio Solar del Cid, cambiándolo por el antiguo colegio que  hoy es el CEAS del barrio.

Mirando un poco hacia atrás comentar que en la mitad de los 80, esta Asociación junto con otras de Burgos, participan activamente en la creación de la Federación de las Asociaciones de Burgos y un poco más tarde en ser Federación Provincial sumando Miranda de Ebro y Aranda de Duero.

La Asociación de Vecinos colabora también de forma muy activa en las reuniones y manifestaciones contra la situación gravísima que el ferrocarril por su tránsito entre la ciudad, dividiéndola en dos partes, ocasionaba demasiadas víctimas, pidiendo un soterramiento, cosa que por desgracia no se consiguió. También es muy activa para celebrar un encuentro de distintas federaciones de Castilla y León, para crear la Federación Regional de Asociaciones de vecinos, en el Centro María Cristina, situado en  nuestro barrio, al cual asistieron personalidades políticas de primer peso en la comunidad, como fue el presidente de las Cortes, Sánchez Reyes.

Igualmente, la Asociación siente con orgullo, que junto a nuestra trabajadora social, creara la primera entidad de ayuda a domicilio en Burgos, ofreciéndolo al Ayuntamiento, quien no mostró ningún interés.

Además como precursora de la inclusión social y la eliminación de barreras, organiza campamentos de verano para niños sordos y no sordos, durante unos años conjuntamente con el centro María Cristina sede,en nuestro barrio de la Asociación de Personas con Discapacidad Auditiva.

También se  colaboró con el resto de Asociaciones para elaborar un Reglamento Municipal de Participación Ciudadana y se le trasladó al Ayuntamiento, para a su vez crear los diferentes Consejos Municipales.

 Siguen pasando los años y a principios del 2000 insiste una vez más y logra poner de acuerdo al dueño del terreno y al Ayuntamiento, para que el espacio que hoy ocupa la Plaza de San Pedro de la Fuente, se permute el terreno, y los pisos se construyan en los que hoy son el viejo Mercadona y a su vez se haga la Biblioteca Miguel de Cervantes, además de la primera plaza para el barrio, que se inaugura el 15 de Febrero de 2003, por el Alcalde Angel Olivares.

Creado el Consejo de Barrio, se participa en la celebración de la Fiestas de Barrio, en colaboración con la Asociación de Comerciantes del barrio, que por entonces existía, igualmente colaboraba el AMPA del Solar del Cid y también la parroquia del barrio, que pagaba la cuota anual  como socia del Consejo.

Este Consejo de Barrio continuó durante unos años integrado por la Asociación de Vecinos, la Asociación de Comerciantes, el AMPA y las Peñas de San Pedro de la Fuente y la Peña de la Alegría y la Iglesia , en la celebración de las Fiestas del barrio pero con motivo de unas manifestaciones internas, aseverando que la Asociación de Vecinos mantenía reivindicaciones demasiado críticas con las administraciones (llámese Ayuntamiento, Junta Castilla y León, etc…) La Asociación de vecinos mediante una Asamblea general extraordinaria decidió irse del Consejo y la siguieron en su marcha todos los demás integrantes, salvo una peña que se quedó.

Desaparece la representación vecinal a través de la Asociación de vecinos, hasta que en el año 2019 , en respuesta a la escasez de médicos y personal sanitario en el Centro de Salud de los Cubos en Burgos, un grupo de vecinos del barrio se unió en una lucha común por el acceso a una atención médica adecuada, concentrándose todos los miércoles a las puertas del Centro de Salud de los Cubos. Estas reivindicaciones culminaron en la creación de la Asociación de Vecinos de los Cubos el 28 de marzo  2019 para dar una mayor  visibilidad de las reivindicaciones de los vecinos, iniciar un  diálogo más constructivo con las autoridades sanitarias e implementar medidas para abordar la escasez de personal en el Centro de Salud.

Gracias a la presión  ejercida por la Asociación de vecinos  y tras una manifestación que recorrió las principales calles del barrio, con el apoyo de la plataforma por la sanidad pública y otros colectivos ,se consigue hacer dimitir al Equipo de Gerencia de Atención Primaria Provincial en 2019, consiguiendo además ampliar el número de médicos y enfermeras de nuestro centro de Salud de los Cubos.

A nivel sanitario colaboramos activamente con la Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos, en sus múltiples pretensiones como trasladar los PAC de San Agustín y de Gamonal al Divino Vallés así como la realización de la obra del Centro de Salud de García Lorca y diversas reuniones en Valladolid con la Consejera de Sanidad, Verónica Casado y el actual Alejandro Vázquez.

Así mismo,ofrecemos participacion comunitaria en salud, organizando en colaboración con el centro de salud de los Cubos y Asociaciones de personas con discapacidad de nuestro barrio varias charlas y conferencias. Durante estas sesiones, abordamos temas vitales como la ludopatía, el envejecimiento activo , la salud mental, rompiendo barreras en materia de discapacidad, etc. Estas charlas tienen como objetivo,la participación del barrio en su propia salud , para fortalecer nuestra comunidad y promover el bienestar de todos.

Otra de las reivindicaciones que mantenemos desde su origen es la necesidad de tener un Centro Civico, como un punto focal importante para la participación ciudadana y la reivindicación vecinal, al proporcionar un espacio donde los residentes pueden unirse, organizarse y abogar por sus intereses y necesidades comunes sin que aún hayamos visto ni siquiera iniciar los primeros movimientos de tierra en el solar prometido por el Ayuntamiento en diferentes legislaturas, ni con el Partido Popular, ni con el PSOE.

Otra de las reivindicaciones es  conseguir un local para uso y disfrute de nuestros mayores en el barrio y sitio donde cocer la cecina durante las fiestas del barrio, reivindicación que hemos elevado al Pleno del Ayuntamiento a través de la pregunta formulada por uno de nuestros mayores y que nos llenaba de satisfacción al parecer que iba a realizarse ya que la Alcaldesa lo anunció en rueda de prensa ofrecida a todos los medios con motivo de celebración de las fiestas de nuestro barrio este pasado febrero de 2024, pero aún no hemos visto nada en este sentido.

Logramos poner de acuerdo a todos los grupos municipales para el arreglo de la plaza de la cecina , de propiedad privada y uso público y no poder alterar el PGU., igualmente se consiguió el cambio de Pavimento de la Plaza de San Pedro y también Los pasos elevados de la Avda. de la Independencia, con recogida de firmas del barrio para que se hicieran después de haber sufrido varios accidentes en la zona ,alguno con resultado de muerte.

Hemos participado como asociación junto a los AMPAS de los colegios del barrio, Solar del Cid y Fuentecillas, y en colaboración con Burgos con Bici y el Partido Político Podemos quien nos regaló material para pintar, en una acción que se realizó a nivel europeo bajo el Slogam “Streets for Kids” (calles abiertas a la infancia) que se tradujo en realizar  un mural pintado por los niños y niñas del barrio en la plaza de la Cecina, guiados por artistas representativos de nuestra ciudad.

Hemos conseguido una de nuestras joyas, de las que nos mostramos muy orgullosos como es una parcela para fines solidarios, en el HUERTO URBANO DE FUENTEBERMEJA .

Hemos reivindicado también una línea de autobuses desde la zona de Fuentecillas hasta el HUBU,convirtiéndose en la línea C-1 y C-2.

Hemos realizado una operación masiva de concienciación de recogida de excrementos caninos, en el barrio y también reivindicamos y conseguimos una parcela de esparcimiento canino en la zona de Fuentecillas.

Hemos incentivado la colaboración vecinal con los Cuerpos de Policía Nacional y Local para detectar a los posibles implicados en la quema de vehículos de la calle Emperador, teniendo una gran difusión y repercusión incluso a nivel nacional ya que el programa de TVE “Mañaneros” acudió a nuestro barrio realizando un reportaje sobre esta cuestión.

Seguimos reivindicando las mejoras pendientes en el sector S-7 y S-8,La solución urbanística de la calle Zamora, la cobertura  móvil del patio de la biblioteca Miguel de Cervantes, participando activamente con estas y otras propuestas en la Junta de Distrito Oeste.

Colocar elementos disuasorios de limitación de velocidad para el acceso de los vehículos de los garajes de la plaza de la Cecina.

Seguimos colaborando junto a otros representantes del tejido social del barrio como los Mozos, Asociaciones de personas con Discapacidad, Peñas Recreativas,Biblioteca, CEAS, Club de Futbol, la Parroquia, comerciantes , hosteleros, etc… a través  del Comité de Fiestas, en  la celebración de la Fiesta de la Cecina,  que conseguimos en el  año 2023 fuese reconocida como FIESTA DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL.

A continuación os detallamos en que consiste nuestro Huerto Comunitario en los huertos de Ocio de Fuentebermeja

La idea de crear un huerto comunitario en el barrio surgió en el 2020, donde los vecinos de todas las edades podrían trabajar juntos para cultivar hortalizas para su propio consumo. Un lugar donde aquellos que ya tenían experiencia y conocimientos del huerto podían revivir algo de la vida de pueblo, donde aquellos que querían pero no sabían cómo, podrían aprender, y sobre todo un lugar donde todos podrían disfrutar de una actividad sana, social y productiva.

Sabiendo que la Junta Directiva de la Asociación no tenía mucha pericia o capacidad de gestión para poder llevar a cabo este proyecto por sí misma, decidimos  buscar una relación colaborativa con Huerteco – una organización local sin fines de lucro que se centra en la horticultura ecológica. Juntos presentamos una propuesta al Ayuntamiento para que se nos cediese  el antiguo campo de fútbol de Fuentebermeja, que estaba en desuso. En ese momento empezó la pandemia y el proyecto se paralizó. Cuando las discusiones se reiniciaron en 2021, el Ayuntamiento nos explicó que tenía otra idea: quería replicar en el oeste de la ciudad, los Huertos de Ocio del Soto de Don Ponce, en Fuentes Blancas, con un enfoque en el alquiler de parcelas individuales a personas jubiladas o en paro prolongado. Pero eventualmente el Ayuntamiento nos cedió una parte del terreno a nuestro proyecto, que se llama “Reconectando Raices”. Así nuestro proyecto goza de 1.000m2, es decir 20 parcelas de 50m2.

De estas 20 parcelas, la Asociación de Vecinos trabaja 8, Huerteco otras 8, con los 4 parcelas restantes dedicadas al trabajo que tiene Huerteco con grupos de personas con discapacidad. Huerteco nos ayuda con apoyo técnico y herramientas.

A diferencia de un huerto individual, donde un jubilado, por ejemplo, puede dedicar mucho tiempo a cultivar una parcela pequeña y donde puede tomar todas las decisiones por su cuenta, nuestro huerto comunitario, claro, es algo más complicado.  Todo el mundo tiene distintas y variadas obligaciones (de familia, trabajo, vacaciones, etc). Los turnos de trabajo cambian. La gente llevan sus familias en vacaciones en verano, cuando el huerto requiere más atención. Algunos pueden dedicar 3 horas al mes, otros 30. Así que cada uno contribuye lo que quiere y lo que puede. No hay un programa fijo en que todo el grupo viene al huerto por un tiempo determinado.  Además, las exigencias del huerto varían mucho de una semana a otra, en función del tiempo, humedad del suelo, crecimiento de los cultivos y las malas hierbas, y del tiempo de la cosecha y recolección.

Actualmente, tenemos un grupo de aproximadamente 25 personas, de las cuales una docena van regularmente al huerto. Es poco, es cierto, pero las personas que participan dicen que, para ellos, es una actividad muy enriquecedora. Queremos atraer más personas, pero poco a poco…

Muchas personas ajenas al proyecto nos preguntan si no hay conflictos acerca del reparto de lo producido. Hasta ahora, nada por el estilo: en el momento de la recogida de la cosecha se reparte entre los participantes de forma cordial , y el ambiente es tal que no hay que temer que esto se cambie. Si fuera necesario, nos hemos puesto de acuerdo de mantener un registro de presencia para asegurar que nadie se aproveche indebidamente, pero hasta ahora nadie parece ver tal necesidad. Si hace falta dinero para comprar semillas, insumos etcétera, pasamos el platillo; así de simple, y mantenemos una hoja de Excel compartida on line que muestra las contribuciones y los gastos.

En cuanto al futuro,  nuestros objetivos son de seguir mejorando el suelo (que actualmente es compactado y arcilloso), y así la productividad, seguir aprendiendo juntos, adquirir más socios, facilitar la participación de los niños (es que se aburren fácilmente) y seguir disfrutando de este nuevo grupo de amigos… así de simple.